¿Qué pasa cuando no te cepillas los dientes un día?

Si pasadas 24 horas y cepillo de dientes no se ha asomado por tu boca, empieza a acumularse una fina capa de placa que actúa como depósito de bacterias en la parte exterior de tus dientes. Probablemente en un día apenas hay daño alguno, pero si no lo remediamos está crece y crece y a las 48 horas a los gérmenes y la suciedad se une el mal aliento.

Una semana sin cepillarte...

No sólo eso, durante esta primera semana de no cepillarnos empieza a desarrollarse la gingivitis, una enfermedad bucal frecuente que afecta a las encías inflamándolas e irritándolas, de tal forma que en estos primeros días, sólo con tocarnos la zona, podrían sangrarnos un poco.

Un mes después…

Las bacterias que viven dentro de nuestra boca –que, como imaginarás, ya se han hecho fuertes en la zona– comienzan su proceso de descomposición. No solo tendrás las encías muy inflamadas y enrojecidas, si además tomas alimentos azucarados, el riesgo de que se produzca una caries casi de inmediato se incrementa sin medida.

Al año…

En el momento en que una persona ha pasado 365 días sin probar la pasta de dientes, su saliva, sobre todo si continúa llevando una dieta alta en azúcar, se encarga de crear caries dentales y agujeros en los dientes. Además, las encías están realmente inflamadas y adquieren una tonalidad rojo oscuro.

Claro que la magnitud de los daños de este año sabático de higiene dental, varía en función de nuestra propia disposición genética y de los años que tengamos, ya que el cuerpo está más preparado para protegernos cuando somos más jóvenes: "Si alguien mayor deja de lavarse los dientes tendrá más problemas. Si alguien de 50 años pasa tanto tiempo sin lavarse la boca, especialmente si esta persona está enferma o recibiendo algún tratamiento médico, su dentadura empezaría rápidamente a soltarse y comenzarían a caerse algunas piezas", relata el odontólogo Mark S. Wolff.